TRATAMIENTO DE LAS LICENCIAS EN EL RÉGIMEN DEL PERSONAL DE CASAS PARTICULARES

INTRODUCCIÓN

El régimen aplicable al personal de casas particulares ha sido regulado por la ley 26844 (BO: 12/4/2013) y reglamentado por el decreto 467/2014 (BO: 16/4/2014). Recordamos que la ley citada tiene aplicación desde el 21/4/2013, sustituyendo el antiguo régimen de servicio doméstico instituido por el decreto-ley 326/1956 y su decreto reglamentario 7979/1956.

En el presente trabajo se pretende realizar un análisis del tratamiento de las distintas licencias que el régimen contempla, protegiendo situaciones vinculadas a maternidad y enfermedades inculpables, revisando el esquema de licencias especiales y ordinarias.

Adelantamos que, en aquellas cuestiones no reguladas en el régimen de la ley citada, deberían aplicarse en subsidio las disposiciones previstas en la ley de contrato de trabajo(1), siempre que las mismas resulten compatibles y no se opongan a la ley especial.

LICENCIA POR MATERNIDAD

Las trabajadoras comprendidas en el régimen de casas particulares tienen derecho a una licencia de 90 días, que puede ser usufructuada de la siguiente forma:

– Durante 45 días corridos anteriores al parto y hasta 45 días corridos posteriores al mismo.

– Pueden optar por la reducción de la licencia anterior al parto, que no podrá ser inferior a 30 días corridos, acumulando el resto del plazo al período de descanso posterior al parto.

– En caso de nacimiento pretérmino se acumulará al descanso posterior todo el lapso de licencia que no hubiere gozado antes del parto, completando los noventa (90) días corridos.

La trabajadora deberá comunicarle a su empleador el embarazo, con presentación de certificado médico en el que conste la fecha presunta del parto.

Durante la licencia el empleador conservará el puesto y no abonará las remuneraciones.

La trabajadora gozará de la asignación por maternidad que le otorgará ANSeS(2). La misma le garantizará una suma igual a la remuneración bruta que corresponda al período de licencia.

La trabajadora deberá presentar la siguiente documentación en ANSeS para gestionar la asignación por maternidad:

– Formulario PS 2.75 Declaración Jurada Maternidad Servicio Doméstico.

Debe estar firmado por el médico y el empleador.

Si la trabajadora se encuentra en situación de pluriempleo, deberá completar un formulario por cada uno:

– Constancia de “Alta de Personal de Casas Particulares” por cada uno de los empleos.

– Formulario AFIP F.102 RT “Volante de Pago Trabajador de Casas Particulares Aportes y Contribuciones” o recibo de sueldo por cada uno de los empleos.

El trámite es presencial con turno.

Situación frente a la AFIP

Durante la licencia por maternidad, no se devengan ni abonan remuneraciones, por lo tanto tampoco se deberían devengar aportes ni contribuciones. Es la ANSeS quien paga la Asignación por Maternidad.

Algunas cuestiones que han quedado sin resolver están relacionadas con la imposibilidad de informar en el Registro de Empleadores de Casas Particulares, la situación de revista que refleje la licencia por maternidad. Esta omisión del sistema, lo deja expuesto al empleador respecto a la deuda de aportes y contribuciones que se van devengando durante esos 90 días.

Frente a esta situación, sería conveniente presentar una multinota en la Agencia justificando la falta de pago de aportes y contribuciones durante el período de licencia por maternidad, solicitando que no figure la deuda.

Situación frente la obra social

La Obra Social del Personal Auxiliar de Casas Particulares informa, a través de su página(3), que durante el período de licencia por maternidad los empleadores no deben efectuar aportes, ni pagar las contribuciones ni la ART; ya que los salarios están a cargo del ANSeS. Vencido el plazo y con el reintegro de la trabajadora, nuevamente deben hacerse cargo.

Estado de excedencia

La ley 26844 no hace referencia a las situaciones que pueden producirse una vez vencido el período de licencia por maternidad.

Sin embargo, no se advierten obstáculos para integrar al régimen las previsiones sobre el estado de excedencia y las opciones que posee la trabajadora una vez finalizada la licencia por maternidad, contenidas en los artículos 183 a 186 de la ley de contrato de trabajo, por lo que al no contar la ley 26844 con disposiciones que se les opongan, podría recurrirse a ellas para cubrir el vacío normativo.

En cuanto al régimen nacional de obras sociales, el inciso g) del artículo 10 de la ley 23660 dispone que la mujer que quedare en situación de excedencia podrá optar por mantener su calidad de beneficiaría durante el período de la misma, cumpliendo con las obligaciones del aporte a su cargo. En este caso deberá cumplir dicha obligación la propia trabajadora respecto a la obra social correspondiente, ingresando el aporte con el formulario F. 575 RT.

Respecto al empleador, no deberá ingresar aportes ni contribuciones durante el estado de excedencia. Sin embargo, no podrá reflejar dicha situación de revista en el registro de empleadores de casas particulares. Se sugiere contar con una notificación fehaciente de la trabajadora, en la que conste el ejercicio de opción por quedar en dicho estado.

LICENCIA POR ACCIDENTE O ENFERMEDAD INCULPABLE

El artículo 34 de la ley 26844 fija un período de hasta tres (3) meses al año si la antigüedad en el servicio fuera menor de cinco (5) años y de seis (6) meses si fuera mayor.

El personal de casas particulares no goza de la duplicación de los plazos por la existencia de cargas de familia que prevé la ley de contrato de trabajo.

Se le garantiza a la trabajadora el derecho a percibir la remuneración. Se liquidará conforme a la que perciba en el momento de interrupción de los servicios, más los aumentos que durante el período de interrupción fueren acordados o dispuestos a los de su misma categoría por aplicación de una norma legal, convencional, decisión del empleador o resolución de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares (CNTCP).

El régimen no contempla el período de reserva de puesto. Sin perjuicio de ello, nuevamente por imperio del artículo 74, inciso 2) de la ley 26844, podría resultar de aplicación el período de reserva de puesto contemplado en el artículo 211 de la ley de contrato de trabajo. Este se extendería por el plazo de 1 año y durante el mismo no se pagarían remuneraciones.

Se recomienda notificar fehaciente a la trabajadora la finalización de la licencia por enfermedad paga y el inicio de la reserva de puesto.

Entendemos que durante el período de reserva de puesto, no deberían ingresarse aportes y contribuciones.

La obra social, tendrá la obligación de cubrir a la trabajadora por imperio de la propia ley 23660.(4)

Respecto a la comunicación al organismo fiscal, no está prevista en el sistema vigente la posibilidad de informar la situación de revista de estas trabajadoras.

LICENCIAS ESPECIALES

Los trabajadores comprendidos en el régimen regulado por la ley 26844 tienen derecho a las siguientes licencias especiales.

– Matrimonio: 10 días corridos.

– Fallecimiento de cónyuge o conviviente, de hijos o de padres: 3 días corridos.(*)

– Fallecimiento de hermano: 1 día. (*)

– Nacimiento de hijo (en el caso de trabajador varón): 2 días corridos. (*)

– Para rendir examen: 2 días corridos por examen, hasta un máximo de 10 días por año calendario. Este derecho solo le corresponde al trabajador que presta servicios por 16 horas o más. En los demás casos, la licencia será proporcional al tiempo de trabajo semanal.

(*) Deberá necesariamente computarse un día hábil, cuando las mismas coincidieran con días domingo, feriados o no laborables

LICENCIA POR ENFERMEDAD DE FAMILIAR

Debemos considerar que en el marco de la ley 26844 no está prevista una licencia legal por enfermedad de familiares a cargo, ya que el artículo 34 se refiere únicamente a la situación de enfermedad del trabajador. Por su parte, la ley de contrato de trabajo ha omitido dar tratamiento al tema.

Ante el silencio de la normativa señalada, en caso de enfermedad de un familiar a cargo, podría darse el tratamiento de una licencia sin goce de sueldo.

El trabajador deberá solicitarle al empleador por escrito su pedido de licencia sin goce de sueldo expresando las cuestiones personales que motivan el referido pedido. Mientras que el empleador la acepte se producirá una reserva del puesto, pero es facultad del mismo aceptarla o no.

LICENCIA ORDINARIA

El artículo 29 de la ley 26844 detalla los siguientes plazos en función de la antigüedad de los trabajadores:

a) Catorce (14) días corridos cuando la antigüedad en el servicio fuera mayor de seis (6) meses y no exceda de cinco (5) años.

b) Veintiún (21) días corridos cuando la antigüedad en el servicio fuera superior a cinco (5) años y no exceda de diez (10) años.

c) Veintiocho (28) días corridos cuando la antigüedad en el servicio fuera superior a diez (10) años y no exceda de veinte (20) años.

d) Treinta y cinco (35) días corridos cuando la antigüedad en el servicio fuera superior a veinte (20) años.

En cuanto a los requisitos para su goce, los trabajadores deberán haber prestado servicios durante seis (6) meses del año calendario o aniversario respectivo con la regularidad propia del tiempo diario y semanal de trabajo correspondiente a la modalidad de prestación contratada.

En caso de no cumplir con los mismos, gozarán de un período de descanso anual, en proporción de un día de descanso por cada veinte (20) días de trabajo efectivo, que serán gozados en días corridos.

Asimismo, el régimen aclara que las vacaciones deberán gozarse a partir de un día lunes o del primer día semanal de trabajo habitual, o el subsiguiente hábil si aquellos fueran feriados.

A través del decreto 467/2014 se reglamentó la situación del personal con retiro que no llegare a totalizar 6 meses de antigüedad, otorgándoles un descanso anual remunerado conforme a las siguientes pautas:

– Entre 4 y 7 semanas de trabajo: 1 día.

– Entre 8 y 11 semanas de trabajo: 2 días corridos.

– Entre 12 y 15 semanas de trabajo: 3 días corridos.

– Entre 16 y 19 semanas de trabajo: 4 días corridos.

– Más de 20 semanas de trabajo: 5 días corridos.

En estos supuestos la licencia anual se otorgará a partir del primer día semanal de trabajo habitual o el siguiente si aquel fuera feriado.

Tener en cuenta

– Respecto a la época de otorgamiento, la ley indica que deberán ser otorgadas entre el 1/11 y el 30/3 de cada año.

– El empleador tiene derecho a fijar las fechas de vacaciones. Debe dar aviso a la empleada con veinte (20) días de anticipación.

– El pago de las mismas deberá efectivizarse antes del comienzo de la licencia.

– La forma de cálculo prevista en su decreto reglamentario establece que cuando la prestación del trabajo se realice en determinados días de la semana, el valor de la retribución por vacaciones resultará de multiplicar el número de días en los que el trabajador hubiera debido prestar servicios durante el período que le corresponda, según la antigüedad, por el salario diario que percibiere en el momento de su otorgamiento.

Para el personal sin retiro, el artículo 32 de la ley 26844 establece que durante el período de vacaciones las prestaciones de habitación y manutención a cargo del empleador deberán ser sustituidas por el pago de su equivalente en dinero, antes del comienzo de las mismas, cuyo monto será fijado por la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares (CNTCP) y/o por convenio colectivo de trabajo, y en ningún caso podrá ser inferior al treinta por ciento (30%) del salario diario percibido por la empleada/o por cada día de licencia, en los siguientes casos:

1. Cuando la empleada/o decida hacer uso de la licencia anual ausentándose del domicilio de trabajo.

2. Cuando el empleador decida que durante la licencia anual ordinaria la empleada/o no permanezca en el domicilio de trabajo.

Vacaciones no gozadas

Respecto a las vacaciones no gozadas, en caso de extinción contractual podría aplicarse el criterio que surge de la redacción del artículo 156 de la LCT, liquidándose en forma proporcional al tiempo trabajado en el año.

“Cuando por cualquier causa se produjera la extinción del contrato de trabajo, el trabajador tendrá derecho a percibir una indemnización equivalente al salario correspondiente al período de descanso proporcional a la fracción de año trabajada…”.

Notas:

(*) Abogada. Consultora en materia laboral, previsional y de recursos de la seguridad social. Expositora en cursos y jornadas de actualización

(1) Art. 72, L. 26844

(2) L. 24714, art. 2; L. 26844, art. 72, inc. b)

(3) https://www.ospacp.org.ar/estas-embarazada

(4) Art. 10, inc. b), L. 23660

Fuente: erreparonline.com