ALCANCE DE LOS NUEVOS BENEFICIOS TRIBUTARIOS PARA EL ECOSISTEMA EMPRENDEDOR

Las autoras describen las definiciones contempladas en la ley de inversores en capital emprendedor y en la creación de un nuevo tipo societario (SAS), focalizándose en los beneficios tributarios previstos, sin perjuicio de que se deberá esperar a la reglamentación para que aclare cómo se implementarán y aplicarán efectivamente.

I – INTRODUCCIÓN

El apoyo y protección del ecosistema emprendedor es vital ya que los emprendedores son motores del progreso, agentes de cambio social, contribuyen a la creación de empleos y al desarrollo económico.

Un emprendedor tiene una idea, identifica una oportunidad, organiza los recursos humanos y materiales para ponerla en marcha y crear a partir de ella una empresa, y sobre todo asume riesgos.

De esta forma, para incentivar el desarrollo del ecosistema emprendedor se deben dictar medidas que fomenten la inversión en capital de riesgo ya que, si bien en muchos casos los proyectos crecen en forma rápida y generan la esperada rentabilidad, en muchos otros casos los emprendimientos no terminan saliendo adelante.

Un marco regulatorio eficaz para el desarrollo del ecosistema emprendedor no solo debe apoyar y promover, a través de medidas concretas, la inversión en estos proyectos, sino que debe remover las barreras burocráticas que asfixian su desarrollo. La simplificación de los procedimientos y requisitos para la constitución y funcionamiento de las empresas permite que los esfuerzos iniciales se concentren en el objetivo primordial de la puesta en marcha del emprendimiento, como es la captación de talento, el desarrollo del producto o del servicio y su colocación en el mercado.

Por todas estas consideraciones, celebramos la sanción de la ley 27349 de apoyo al capital emprendedor, promulgada por el decreto 252/2017 (BO: 12/4/2017).

Describiremos a continuación algunas definiciones contempladas en la ley 27349 y nos focalizaremos en los beneficios tributarios previstos, sin perjuicio de que deberemos esperar la reglamentación para que aclare cómo se implementarán y aplicarán efectivamente estos beneficios.(1)

II – DEFINICIONES GENERALES

La ley 27349 define “Emprendimiento” como cualquier actividad con o sin fines de lucro desarrollada en Argentina por una persona jurídica nueva, o que haya sido constituida con anterioridad, pero sin exceder los 7 años. La ley mencionada también define como “Emprendimiento Dinámico” a la actividad productiva con fines de lucro, cuyos emprendedores originales conserven el control político de la persona jurídica, esto es, los votos necesarios para formar la voluntad social, elegir a la mayoría de los miembros del órgano de administración y adoptar decisiones en cuanto a su gestión. De acuerdo al texto legal, el encuadre del emprendimiento como emprendimiento dinámico no generaría diferencias en cuanto a los beneficios impositivos regulados en el marco normativo para los inversores en los mismos.

Resta esperar si la reglamentación hará alguna distinción en los casos de los emprendimientos dinámicos.

Por su parte, el término “Emprendedores” se refiere a los individuos que son los fundadores de los emprendimientos o los creadores de los nuevos proyectos productivos en Argentina. Estos fundadores deben estar registrados ante la Administración Federal de Ingresos Públicos y realizar aportes a la seguridad social. Por ello, se instruye al Poder Ejecutivo Nacional a adoptar un plan de regularización para favorecer la inclusión de estas personas en el sistema y que puedan acceder a los beneficios de la ley.

En ese marco, la inversión en capital se podrá realizar en forma directa en los emprendimientos o a través de una inversión en una institución de capital emprendedor. Se entiende que es una “Institución de Capital Emprendedor” aquella que: 1. sea una persona jurídica -pública, privada o mixta-, un fondo o fideicomiso -público, privado o mixto- constituido en el país, y 2. tenga como único objeto aportar recursos propios o de terceros a un conjunto de emprendimientos, según se defina en la reglamentación. Si bien la reglamentación no ha sido dictada, creemos que la inversión en emprendimientos a través de los aportes en una institución de capital emprendedor resultará atractiva ya que la posibilidad de invertir en un conjunto de emprendimientos permite mitigar el riesgo asumido.

Adicionalmente, debe tenerse presente que el objetivo de la ley es que la institución de capital emprendedor se cree con la vocación de financiar un conjunto de emprendimientos y no solo como un vehículo intermedio entre una empresa y un emprendimiento para hacer viable la desgravación.

Será considerado como un “Inversor en Capital Emprendedor” a los efectos de la ley:

a) La persona jurídica -pública, privada o mixta-, fondo o fideicomiso -público, privado o mixto- que invierta recursos propios o de terceros en instituciones de capital emprendedor.

b) Las personas humanas que inviertan aportes propios, en forma directa o indirecta, en emprendimientos. La inversión en forma indirecta en emprendimientos será realizada por medio de aportes propios en instituciones de capital emprendedor.

De esta forma, mientras las personas humanas tendrán la opción de invertir directamente en emprendimientos o en instituciones de capital emprendedor para obtener los beneficios impositivos, las personas jurídicas, fondos o fideicomisos deberán canalizar sus aportes a través de instituciones de capital emprendedor.

En forma gráfica:

Inversor en capital emprendedor

III – BENEFICIOS IMPOSITIVOS

Los inversores en capital emprendedor debidamente inscriptos ante el Registro de Instituciones de Capital Emprendedor (que se crea a través de la L. 27349) podrán acceder al beneficio impositivo que se indica a continuación con un cupo máximo anual del 0,02% del Producto Bruto Interno (PBI) nominal.

Los aportes de inversión en capital(2) efectuados podrán ser deducidos de la determinación del impuesto a las ganancias, bajo las condiciones y en los porcentajes que establezca la reglamentación, en tanto no excedan:

1. el setenta y cinco por ciento (75%) de dichos aportes o el ochenta y cinco por ciento (85%) -si los emprendimientos pertenecieran a zonas de menor desarrollo y con menor acceso al financiamiento(3)-, y

2. hasta el límite del diez por ciento (10%) de la ganancia neta sujeta a impuesto del ejercicio fiscal -o su proporcional a los meses del inicio de actividades(4)-. El excedente podrá ser deducido en los 5 ejercicios fiscales inmediatos siguientes a contar desde el ejercicio fiscal en que se hubieran efectuado los aportes.

Asimismo, el beneficio estará condicionado a los siguientes requisitos:

a) Requisitos previos para ser beneficiario:

1. Inscripción de los inversores en capital emprendedor ante el Registro de Instituciones de Capital Emprendedor para obtener los beneficios.(5)

2. Que los inversores se encuentren en el curso normal de cumplimiento de sus obligaciones impositivas y previsionales y normas en materia de prevención de los delitos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo y otras actividades ilícitas.

b) Requisitos para que el beneficio sea aplicable:

1. Acreditación de la inversión efectuada: la institución de capital emprendedor que recibe la inversión emitirá un certificado -con carácter de declaración jurada- informando al Registro de Instituciones de Capital Emprendedor las sumas invertidas.

2. Mantenimiento de la inversión total: la inversión total deberá mantenerse por un período de 2 años a contar desde el primer ejercicio en que se realizó la inversión. Si se devolviera el aporte, ya sea total o parcialmente, se deberá revertir la deducción efectuada con más los intereses resarcitorios que correspondieran.(6)

3. Mantenimiento del carácter de emprendimiento del receptor del aporte: la inversión debe efectivizarse mientras que el emprendimiento mantiene la calidad de tal. Esto quiere decir que transcurridos los 7 años desde la fecha de su constitución los beneficios no serían aplicables.

De acuerdo al texto de la ley, este beneficio se podría aplicar retroactivamente al 1/7/2016 para aquellos beneficiarios que se registren a tiempo en un plazo no mayor a 90 días desde la entrada en vigencia de la reglamentación. Debe esperarse la reglamentación para ver cómo operará la aplicación retroactiva. Seguramente, la deducción de los aportes realizados durante el 2016 se podrá computar con la presentación de la declaración jurada del período fiscal 2017.

La institución de capital emprendedor será solidaria e ilimitadamente responsable con el inversor de capital emprendedor del impuesto omitido más intereses y sanciones aplicables si el Fisco reclamare una omisión del impuesto a las ganancias derivada de la incorrecta deducción de los aportes efectuados por el inversor como consecuencia del certificado.

Asimismo, el inversor podría ser reprimido por la figura de “obtención fraudulenta de beneficios fiscales”(7) que reprime a quien “mediante declaraciones engañosas, ocultaciones maliciosas o cualquier otro ardid o engaño, sea por acción o por omisión, obtuviere un reconocimiento, certificación o autorización para gozar de una exención, desgravación, diferimiento, liberación, reducción, reintegro, recupero o devolución tributaria al Fisco NacionalProvincial o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” (el destacado me pertenece).

La doctrina es pacífica al interpretar que se trata de un delito “de peligro”, es decir, para que se configure el delito basta con la mera obtención del certificado, sin necesidad de que se goce concretamente el beneficio que en este caso es la deducción de los aportes en el impuesto a las ganancias.(8)

Finalmente, la ley aclara que los emprendimientos invertidos por instituciones de capital emprendedor debidamente inscriptas en el Registro serán considerados micro, pequeñas o medianas empresas en los términos del artículo 1 de la ley 25300 y sus modificatorias, siempre que: (i) la actividad que desarrollen no se encuentre excluida de tal categorización y (ii) cumplan los requisitos cuantitativos establecidos por la Autoridad de Aplicación de dicha norma, aun cuando se encuentren vinculadas a empresas o grupos económicos que no reúnan tales requisitos(9). El objetivo es que los emprendimientos que califican como micro, pequeñas y medianas empresas (por su actividad y por el cumplimiento de los requisitos cuantitativos) no pierdan ese encuadre por el solo hecho de recibir aportes de las instituciones de capital emprendedor.

IV – SIMPLIFICACIÓN DE TRÁMITES

La ley 27349 crea un tipo societario nuevo: la Sociedad por Acciones Simplificada (en adelante, “SAS”(10)) y facilita la realización de algunos trámites, permitiendo de esta forma simplificar los procedimientos y ahorrar el tiempo y los recursos que su realización conlleva de manera tal que los emprendedores puedan volcarse en forma más eficiente a la actividad productiva que pretenden desarrollar.

La SAS inscripta en el Registro Público tendrá derecho a obtener su CUIT(11) dentro de las 24 horas de presentado el trámite en la Web de la AFIP o agencia AFIP. Esta medida es novedosa considerando que el proceso tarda normalmente varios días (actualmente el trámite se inicia por Internet, a través de la página web de la AFIP, y posteriormente se termina en forma presencial presentando la documentación correspondiente).

La celeridad en la obtención de la CUIT es fundamental para los emprendimientos que se inician, puesto que la necesitan para la apertura de una cuenta bancaria, contratar empleados, recibir inversiones y efectuar gastos como el alquiler de una oficina. En relación con la apertura de una cuenta bancaria, la reglamentación de la ley fijará un plazo máximo para los bancos una vez que se presente el instrumento constitutivo de la SAS inscripto en el Registro Público de Comercio y la constancia de la CUIT.

De igual modo, la ley 27349 permite diferir el requisito relativo a la prueba del domicilio de la sociedad para obtener la CUIT: en lugar de presentarse la prueba al inicio del trámite, podrá presentarse dentro de los 12 meses de constituida la SAS. Este plazo de gracia habilita a que la sociedad pueda realmente probar su domicilio considerando que hoy en día esta prueba a veces se torna de imposible cumplimiento. Por ejemplo, la sociedad no puede presentar extractos bancarios por no poseer cuenta bancaria como consecuencia de no haber obtenido la CUIT.

Otro trámite simplificado es la obtención de la CDI(12) por parte de los accionistas de las SAS que no sean residentes argentinos, dentro de las 24 horas de presentado el trámite en la página web de la AFIP.

V – REFLEXIONES FINALES

Reconocemos que este es un gran paso para apoyar al ecosistema emprendedor, necesario y esperado desde hace tiempo, pero solo el comienzo o puntapié inicial para promoverlo.

Consideramos que es necesario el compromiso de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para acompañar esta iniciativa, ya sea para establecer beneficios impositivos a nivel local o simplificar los trámites para facilitar el camino a los emprendedores que poseen escasos recursos en una etapa inicial del proyecto.

Iniciativas como esta hacen que la Argentina sea un país más atractivo para el ecosistema emprendedor, promoviendo así el desarrollo de proyectos que facilitan la generación de empleo, la innovación, el desarrollo de economías regionales y el crecimiento.

Notas:

(1) No es objeto de este trabajo la descripción exhaustiva de todas las disposiciones de la L. 27349 ya que el mismo está focalizado en ciertas cuestiones tributarias que consideramos de interés

(2) Se considerarán solo los “aportes de inversión” que consistan en dinero o activos financieros que tengan liquidez (de fácil realización) y sean en moneda local

(3) Seguramente estas zonas serán definidas por la reglamentación

(4) De acuerdo con el art. 8 de la ley, este porcentaje sobre la ganancia neta sujeta a impuesto podrá ser reducido por el Poder Ejecutivo

(5) En el caso de personas jurídicas, fondos, fideicomisos y personas humanas que inviertan en una institución de capital emprendedor, esta última será la responsable de inscribir a estos inversores en el Registro de Capital Emprendedor. Por el contrario, la persona humana que invierta en forma directa en emprendimientos tendrá que tramitar su propia registración

(6) Este requisito está previsto también para los aportes de capital efectuados a “sociedades de garantía recíproca”, conforme al art. 24, D. nacional 1076/2001 (el DR, L. 24467, modif. por la L. 25300). En particular, se prevé que la deducción de los aportes del resultado impositivo para la determinación del impuesto a las ganancias se considerará definitiva cuando: “a) dichos aportes permanezcan en la sociedad como mínimo 2 (dos) o 3 (tres) años calendario, según corresponda, contados a partir del día de la efectiva disposición de los fondos a favor de la sociedad

(7) Conf. al art. 4, L. 24769 y sus modif.

(8) Corti, Arístides H. M.: “Sup. E. Derecho Económico febrero” – 16/2/2004 – pág. 45 – Cita online AR/DOC/559/2004; Orce, Guillermo y Trovato, Gustavo F.: “Delitos Tributarios, estudio analítico del régimen penal de la ley 24769” – Ed. AbeledoPerrot – 2008 – págs. 125/33; Sequeira, Marcos A.: “Régimen Penal Tributario ley 24769 con la reforma de ley 26735” – LL – T. I – 2012 – págs. 301/10; Villegas, Hector B.: “Régimen Penal Tributario Argentino” – LL – 2007 – págs. 287/92; Marconi, Ana C.: “Claves jurisprudenciales – Régimen Penal Tributario” – Práctica Profesional – 2014 – págs. 218/92

(9) Recordamos que el art. 1 de la L. 25300 y sus modif. establecen que : “No serán consideradas micro, pequeñas y medianas empresas las empresas que, aun reuniendo los requisitos cuantitativos establecidos por la Autoridad de Aplicación, estén vinculadas o controladas por empresas o grupos económicos nacionales o extranjeros que no reúnan tales requisitos

(10) Este tipo societario no es excluyente para los emprendimientos. La ley dispone esta opción que podrá ser elegida por cualquier entidad, cualquiera sea el objeto de la misma y el momento de su constitución. En efecto, una sociedad bajo otro tipo societario podrá transformarse en una SAS

(11) Clave Única de Identificación Tributaria

(12) Clave de Identificación

Fuente: erreparonline.